martes, 15 de septiembre de 2020

Metodología didáctica en tiempos de alerta sanitaria


Para una mejor lectura, dejo el documento en PDF, quien desee copiar dicha programacion y adjuntarla a su programación docente, lo puede hacer. Aunque la autoría es mía, doy autorización para quienes deseen realizar las copias que así estimen oportunas. Es un documento libre de difusión para quien le pueda interesar.


La metodología didáctica va a contribuir en todo momento a la adquisición de las Competencias marcadas según el Decreto de currículo.

Este curso académico seguirá algunas directrices que nos marcan las autoridades sanitarias en cuanto a recomendaciones. Me voy a adaptar cada día a cada situación, siguiendo la temporalización programada pero de forma flexible, atendiendo primero a las necesidades del grupo y de cada niño y niña, pues es prioritaria la salud física, emocional y psicológica por la situación en la que nos encontramos. Por tanto, primero la salud y después la temporalización, según indico a continuación.

En cuanto a la atención a la diversidad, me adaptaré a cada uno en función de sus necesidades (desarrollado en dicho apartado y en el Plan de Trabajo Individualizado, en su caso). Haré un seguimiento, facilitando el contacto incluso de forma telemática para que si el niño o la niña así lo desea, pueda trabajar en caso de no venir al centro escolar. Las familias podrán tener acceso a las tareas de E/A en caso de ausencia por cualquier motivo. Habrá actividades de refuerzo para quienes más les cueste algunas tareas y de ampliación para quienes precisen ampliar información.

Mi metodología se basa en los principios de normalización e inclusión, donde centro la atención en crear un entorno capaz de atender a todo el alumnado, eliminando las barreras en el proceso de enseñanza/aprendizaje (en adelante E/A) y organizando los recursos (funcionales, organizativos, curriculares o personales), de manera que se pueden satisfacer las necesidades de todo el alumnado, incluidos los que tengan NEE.

Con este enfoque pretendo condiciones adecuadas de acceso y experiencias significativas de aprendizaje para todos/as. Es por ello, por lo que se trabaja en base al Diseño Universal de Aprendizaje (DUA), para que todo el alumnado consiga alcanzar los aprendizajes previstos, siguiendo avances neurocientíficos, diversidad en el aprendizaje, educación inclusiva… De esta manera todo el alumnado tiene acceso en cuanto a:

·         Materiales (en distintos formatos),

·         juegos de E/A que se realicen dentro del área,

·         actividades normales y adaptadas (de manipulación, de expresión, de relación, de socialización, de gestión emocional, de resolución de conflictos), con variantes, de refuerzo, de ampliación, flexibles…), lenguaje (inclusivo, cariñoso, motivador…), evaluación (sencilla, motivadora…), desplazamientos (seguros, ordenados…), etc.

 

Esta programación se focaliza especialmente en atender a las necesidades emocionales del alumnado, de compensar sus carencias afectivas y en escucharles de forma activa para que sus emociones estén lo más equilibradas posible, pues según la mayoría de los estudios de actualidad en referencia educativa y neuroeducativa, el alumnado aprende mejor en una situación de equilibrio emocional.

 

Seguiré mi metodología en base a criterios científicos de referencia:

·         La modulación emocional de percepciones y respuestas, así como el conocimiento del significado de los impulsos recibidos depende de la historia personal, es decir, de la educación y de las experiencias recibidas (Rodríguez Delgado, 2001[OMG1] [1]). Por eso doy la importancia a escuchar y acompañar para equilibrar emociones.

·         Altos niveles de estrés impiden que se dé el aprendizaje cognitivo hasta que el nivel de estrés se haya minimizado (Dispenza 2017; Howard, 2000). DE aquí la importancia de mantener un equilibrio emocional en el aula, siempre que sea preciso, incluso si no se cumpliera la temporalización establecida.

·         Mientras que las emociones negativas interfieren en todo proceso de la información (Eysenck, 1992), las positivas aumentan la capacidad creativa para generar nuevas ideas (Frederickson, 2001). DE aquí la importancia de escuchar a cada niño y a cada niña.

·         El estrés reduce el flujo sanguíneo hacia la corteza prefrontal (Jensen, 2006; Sapolsky, 1998), reduciendo así la concentración, la atención y el aprendizaje. Por eso se pretende una adecuada gestión emocional en preferencia al avance curricular.

·         La genética, los estímulos ambientales, ondas electromagnéticas (TV. Móvil…), la alimentación (azúcar, glutamato monosódico…), sonidos (ruidos, chillidos…), colores (por su influencia directa con el quiasma óptico), las emociones o los fármacos, son ejemplos de factores biológicos que modifican la conducta humana (Solano y Cebrián, 2016). Por eso voy pretendo controlar y modular el uso de tecnologías tanto en la escuela como el uso controlado en el hogar, además de fomentar una alimentación saludable y la recomendación de reducción del consumo de azúcar o glutamato.

·         La experiencias en la infancia junto con un ambiente seguro, afectivo y de respeto son el mejor canal para el aprendizaje y el desarrollo óptimo de cada niño y cada niña (Martínez, O, 2015[2])

·         Las emociones dirigen la atención, crean significado y tienen sus propias vías de recuerdo (LeDoux, 1994), ayudándonos a tomar la mayoría de las decisiones. Están completamente implicadas en la motivación y, por tanto, en el aprendizaje; dirigen la atención, crean significado y tienen sus propias vías de recuerdo (Ledoux, 1995). Donde pretenderé trabajar con sentimientos siempre positivos, reduciendo las emociones y gestionándolas de forma óptima con el Método de Resolución de Conflictos implementado en el centro (dentro del Proyecto de convivencia del centro; método ampliado en el Blog educandoeldespertar).

·         El estrés es negativo cuando dura en el tiempo, se repite a menudo y surge en cualquier momento sin controlarlo, cronificándose en el tiempo. A este respecto, cuando la respuesta se cronifica en el tiempo, los niveles son elevados de las sustancias asociadas al estrés, teniendo efecto nocivo y tóxico en el organismo, en nuestro cerebro (McEwen, 2006) afectando tanto al sistema nervioso, como al sistema inmune, endocrino y aparato cardiovascular (McEwen, 2003). DE aquí la importancia de no postergar la resolución de conflictos o atender las demandas de alteración emocional en todo momento.

·         El cerebro humano juzga las caras y voces de los otros rápida e inconscientemente, y éstas influyen en el procesamiento de la información. En este sentido, el entusiasmo que ponga el interlocutor o el profesor en enseñar es directamente proporcional a la motivación y rendimiento del alumnado (Patrick et al., 2000). Por eso trabajaremos en base al respeto y al cariño, además de aprender a modular la voz con la comunicación en cualquier situación, además de trabajar expresiones corporales más relajadas y equlibradoras (evitar cruzar brazos al hablar, hablar tranquilamente o esperar a que pase la emoción, usar la mano en el hombro…). El acompañante (maestr@, padre…) deberá ayudar y dar ejemplo siempre. El enfado NUNCA es una opción educativa.

·         Se usará el método de resolución de conflictos que se implementado en el centro:


 



Se utilizarán distintos estilos de enseñanza en función de cada momento: mando directo modificado (tono cariñoso, con respeto…), para tareas que presentan com­plejidad y una alta organización (información y explicación de los juegos, movimientos específicos como volteretas o equilibrios específicos), dando más flexibilidad al alumnado, con ubicación menos rígida y comunicación más directa. La asignación de tareas para tareas simples, cuya ejecución no se atiene a una estructura estable (juegos colectivos, actividades de ex­presión y ritmo…). Descubrimiento guiado para tareas y actividades donde se les planteen retos o metas a conseguir. Grupos reducidos en actividades de aprendizaje grupal o estaciones de trabajo. Resolución de problemas cuando se les da un reto y deben resolver. Enseñanza recíproca cuando se establezcan actividades por parejas que requieran un aprendizaje específico.

El alumnado es el centro de este proceso, por lo que favoreceré actividades motivadoras, utilizando siempre un currículo oculto positivo.

El contenido de las sesiones será motivador y libre con respeto: Si en el aula el alumn@ quiere levantarse por cualquier motivo, lo puede hacer (sacar punta a un lápiz, estirar las piernas, dar un paseo por el aula sin molestar, tira un papel a la papelera, ayudar a otro…). Es importante que aprendan que son PERSONAS LIBRES y responsables, y que deben irse responsabilizando de cualquier acción que hagan, independientemente de las consecuencias que la acción traiga consigo.

Cuando las consecuencias de las acciones que realice el alumnado sean positivas, se intentarán reforzar con palabras de ánimo y positivas del tipo: “eres muy creativo”, “me gusta cómo trabajas”, “tu actuación ha sido excelente”…

Cuando las consecuencias de las acciones que realice el alumnado sean negativas, NUNCA se le recriminará ni castigará, debemos acompañarle para que repare el daño o consecuencia obtenida. En la naturaleza, los errores no son castigados, cada animal paga su error con la consecuencia del mismo (Bruce H. Lipton). Le diremos frases del tipo: “yo creo en ti”, “esta vez no te ha salido bien, pero la próxima sí”, “has roto esto a tu compañer@, ahora tienes que compensar y reparar su dolor”, “has manchado esto, no pasa nada, ahora vamos a recogerlo”, “yo sigo creyendo en ti, aunque ahora hayas actuado de forma inadecuada”, “has dañado a tu compañer@, él/ella se siente mal, ¿me acompañas a repararle?”… Cuando un niñ@ realiza una acción negativa, lo primero que tiene es una emoción, y esa emoción debe salir antes de actuar (usamos el MRC).

Además voy a identificar la diversidad del alumnado, atendiendo lo máximo posible a sus características individuales, según nos marca la Ley (LOE-LOMCE), siempre en una educación en igualdad de oportunidades para ambos sexos.

Con mi móvil, y dentro de aplicaciones como NotePad+, hago un seguimiento diario a modo de registro de control y observación, donde puedo registrar necesidades del alumnado, trabajo diario, incidentes ocurridos…

Además, puedo hacer el uso del móvil personal como docente para ayudar a entender al alumnado una situación, siempre con el permiso y respeto de los padres. Los vídeos que yo realice son de uso exclusivo personal para mí y no van a ser publicados en ningún medio social, a no ser que la familia así lo haya autorizado.

Para que el proceso de enseñanza-aprendizaje sea eficaz tiene que haber un buen clima de convivencia en el aula: trabajaremos en base al respeto y al cariño (Collado, 2018), y resolviendo todos los conflictos que surjan con el Método de resolución de conflictos (fomentando una autonomía en gestión óptima de conflictos), y conseguir el objetivo general d) (“Fortalecer sus capacidades afectivas en todos los ámbitos de la personalidad…”), entre otros. Protegeremos el hipocampo y evitaré que la amígdala se sienta amenazada.

Ante la situación de emergencia sanitaria en la que nos encontramos, la Consejería nos recomienda seguir la Guía de actuación ante la aparición de casos COVID-19. Como se han establecido grupos estables dentro de cada aula, en mi aula no voy a obligar a usar la mascarilla, aunque si algún alumno/a desea usarla por recomendación de sus familia o porque tenga algún tipo de interés, respetaré su decisión. Justifico mi acción docente:

·  Como motivo de exención del artículo 6 del Real Decreto Ley 21/20 de 9 de Junio - situación de necesidad, es decir, el daño que se causa es mayor que el que se pretende evitar:

1) Un daño moral por la compulsión y obligación.

2) Un daño físico por la dificultad respiratoria.

3) Una limitación para hacer una vida normal, trabajo, comprender y entender mensajes verbales, etc. lo que supone también un aislamiento social.

4) El uso prolongado e ininterrumpido de la mascarilla supone poner en grave riesgo a mi salud y la salud de mi alumnado por las consecuencias médico-sanitarias establecidas en la Organización Mundial de la Salud, el Ministerio de Salud de España, el Centro Europeo de Control de Enfermedades, conforme al extracto del Dictamen Pericial elaborado por Dª Natalia Prego Cancelo como Médico Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria, encargado por el Partido Laócrata [Laócratas] para la impugnación de todas las resoluciones de las CCAA en cuanto contradicen al RDL 21/20 de 9 de Junio, en cuanto al uso obligatorio de mascarillas en todo caso independientemente de la distancia física de 1,5M, fechado el 31 de Agosto de 2020.


·   CONSIDERACIONES BIOLÓGICAS Y RIESGOS PARA LA SALUD: El uso frecuente y prolongado de mascarillas dificulta, en la persona portadora de las mismas, el proceso respiratorio normal y puede poner en riesgo la salud de las personas sanas en los siguientes términos:

A nivel pulmonar: Cuando utilizamos una mascarilla impedimos la incorporación de oxígeno que la persona necesita en el proceso de inspiración, reinhalando, por parte de la propia persona, parte del producto de desecho que se elimina en la espiración en forma de dióxido de carbono, al dificultar su liberación por efecto barrera de la mascarilla (2)

Esto provoca una baja concentración de oxígeno arterial, lo que produce hipoxia (1) y una alta concentración de dióxido de carbono (2), produciendo hipercapnia y, consecuentemente, cuadros clínicos de cefaleas (6 y 13) y cansancio (2).

Por tanto, cuando existe un aporte disminuido de oxígeno a las células por el uso frecuente y prolongado de las mascarillas, o sea, hipoxia, se ponen en marcha una serie de cambios fisiológicos en el organismo, que intentan devolver el equilibrio, es decir, restablecer los niveles de oxígeno de la sangre arterial (9).

De forma automática tiene lugar un aumento de la ventilación (hiperventilación) que se debe a la estimulación que la hipoxia produce en los quimiorreceptores periféricos (carotideos, principalmente), aumentando el sistema nervioso simpático (9) y provocando un aumento de frecuencia cardíaca (5), tanto en reposo como en situaciones de actividad física y esfuerzo físico, con el objetivo de favorecer el aumento del flujo sanguíneo hacia los tejidos (5 y 9)

Este aumento del sistema nervioso simpático potencia la liberación de catecolaminas, entre las cuales se encuentra el cortisol que inhibe el sistema inmunitario, disminuyendo el sistema defensivo del ser humano, factor que, junto con la posible reutilización de las mascarillas, puede producir enfermedades infecciosas.

A nivel cerebral, la disminución del suministro de oxígeno provoca una hipoxia cerebral, que, junto con la hipercapnia, puede producir dificultad en la actividad mental (2), deterioro cognitivo (2), falta de atención y concentración (2), disminución de la coordinación motora (2) y una reducción de las habilidades motoras finas (2).

Por la gran sensibilidad que tienen las células cerebrales a la disminución del aporte de oxígeno, la hipoxia podría producir isquemia cerebral.

El aumento de frecuencia cardíaca produce taquicardia que puede provocar dificultad respiratoria, mareo, debilidad, palpitaciones y confusión mental.

A nivel cardíaco, la hipoxia podría provocar afectación en el miocardio por un aumento de la frecuencia cardíaca compensatoria.

A nivel respiratorio se produce una hiperventilación (2), o sea, una respiración rápida y profunda.

El aumento de ventilación por minuto provoca un síndrome de hiperventilación que puede producir confusión, debilidad, y lipotimia, principalmente cuando la persona está en un contexto de deshidratación por el aumento de la temperatura ambiental, situación propia del calor en meses de primavera y verano, que provoca eliminación de agua corporal a través de la sudoración.

A nivel muscular, la hipoxia por uso prolongado y frecuente de mascarillas podría provocar también pérdida de masa muscular.

A nivel dermatológico se pueden producir, por el uso prolongado y frecuente de mascarillas, alteraciones de la microcirculación cutánea (2) como eritemas, inflamación de la epidermis provocando dermatitis de contacto por irritación de las sustancias químicas propias de las mascarillas, así como alergias cutáneas, por rechazo de tales sustancias, y agravamiento de patologías cutáneas faciales ya existentes.

A nivel nasal, el uso de mascarillas de forma cotidiana y frecuente también puede provocar rinitis, así como a nivel oral podría producirse cuadros de sequedad bucal e infecciones fúngicas por un aumento de la temperatura ambiente, o sea del calor, y de la humedad en el compartimento estanco que se genera entre la boca y la mascarilla (15).

Por último, mencionar que el uso de las mascarillas también puede provocar problemas de ansiedad por sensación de ahogo, principalmente en población vulnerable, como los niños y adolescentes.»

 

MORFOLOGÍA DEL SARS-COV-2: (12) La transmisión del SARS-CoV-2 se realiza por partículas de tamaños diferentes, desde nanómetros hasta micrómetros, el virus tiene unos 100 nm (0,1 μm) de tamaño. Como el tamaño promedio del poro de las mascarillas es de 0,3 μm, estas no pueden bloquear la penetración de partículas de SARS-CoV-2 de tamaños menores a 0,3 μm.

 

MEDIDAS SANITARIAS APLICABLES DE LA OMS Y EUROPEAS: La OMS en su documento científico del 5 de junio de 2020 “Asesoramiento sobre el uso de máscaras en el contexto de Covid-19”, como Guía Actualizada de su documento del 6 de abril de 2020, muestra dos objetivos de la utilización de las máscaras (11):

1. La protección de las personas sanas cuando están en contacto con una persona infectada.

2. Control de la fuente de infección, o sea, de las personas infectadas para evitar la transmisión vírica.

Por lo que, el Ministerio de Sanidad de España, el 10 de junio de 2020, en su informe “Recomendaciones sobre el uso de mascarillas en la comunidad en el contexto de Covid-19” reconoce que:

«La OMS no recomienda el uso de mascarillas en la población general y recomienda el uso de mascarillas en cuidadores, personas sintomáticas y profesionales sanitarios» (8).

Así mismo, el Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades, el 8 de abril de 2020, en su publicación: “Uso de máscaras faciales en la comunidad: Reducción de la transmisión de Covid-19 de personas potencialmente asintomáticas o pre-sintomáticas mediante el uso de máscaras faciales” da prioridad de su uso al personal sanitario, reconoce que no sabe la disminución de la transmisión del virus que puede haber con la utilización de las mascarillas y recomienda tener en cuenta los efectos secundarios que el uso de la mascarilla puede provocar en las personas (3).

Y el Ministerio de Sanidad de España, el 20 de abril de 2020, en su informe “ Recomendaciones sobre el uso de mascarillas en la comunidad en el contexto de Covid-19” afirma que:

Las recomendaciones sobre el uso de mascarillas en la comunidad deben tener en consideración las lagunas de evidencia, la disponibilidad y los posibles efectos secundarios negativos de su utilización en la población (7).

La OMS, en sus recomendaciones sobre el uso de mascarillas en el contexto de la covid-19, del 5 de junio del 2020, como orientaciones provisionales, destaca que «a fecha de hoy no se conocen estudios en los que se hayan investigado la eficacia y los posibles efectos secundarios del uso general o continuo específico de mascarillas por los trabajadores de salud para prevenir la transmisión del SARS COV 2» (11).

Así como expone y afirma que «no hay pruebas directas provenientes de estudios sobre la covid-19 en personas sanas de la comunidad para prevenir la infección por virus respiratorios, en particular el causante de la covid-19» (11).

Hasta el momento, el uso generalizado de mascarillas por las personas sanas en la comunidad no se apoya en datos de investigación de buena calidad o directos y, por ello, conviene sopesar los riesgos y beneficios. (11)

OMS: «descripción de inconvenientes probables del uso de mascarillas por personas sanas del público general» (11)

1. Posible aumento de la contaminación de la mascarilla por el usuario debido a la manipulación de ésta, seguida del tocamiento de los ojos con las manos contaminadas(11)

2. Posibilidad de contaminación que puede ocurrir si el usuario no cambia una mascarilla que se ha humedecido o ensuciado. Esto puede crear condiciones favorables para la multiplicación de microorganismos (11)

3. Posibilidad de dolor de cabeza o dificultades para respirar (11)

4. Posible aparición de lesiones cutáneas de la cara, dermatitis irritativa o empeoramiento del acné, cuando las mascarillas se usan durante muchas horas (11)

5. Dificultades para comunicarse claramente (11)

6. Posible incomodidad (11)

7. Probable problemas de eliminación de desechos. La eliminación incorrecta de las mascarillas puede aumentar la basura en lugares públicos y aumentar el riesgo de contaminación de los trabajadores que limpian las calles y el peligro ambiental (11)

8. Dificultades de comunicación para los sordos que dependen de la lectura de los labios (11)

9. Inconvenientes o dificultades para llevar las mascarillas, especialmente para los niños, personas con trastornos del desarrollo o con trastornos mentales y personas mayores con deterioro cognoscitivo (11)

10. Dificultades, también, para las personas que padecen asma o problemas respiratorios crónicos (11)

11. Dificultades para las personas que han sufrido traumatismos faciales o recién sometidos a operaciones de la boca y maxilofaciales (11)

12. Dificultades para quienes viven en climas cálidos y húmedos (11).

13. En el informe técnico de 8 de Abril de 2020 el ECDC (European Center for Disease Prevention and Control) se hacen una serie de recomendaciones para el uso de la mascarilla y advierte:

“Existe el riesgo de que al quitarse incorrectamente la mascarilla, tocando una mascarilla contaminada o la mayor tendencia a tocarse la mascarilla cuando la llevan puesta personas sanas, realmente podría aumentar el riesgo de transmisión.”

Y entre sus conclusiones se señala:

“Las recomendaciones sobre el uso de mascarillas en la población deben tener muy en cuenta las lagunas en las pruebas, la situación del suministro y los posibles efectos secundarios negativos”

 

Hasta la fecha (agosto 2020), Finlandia no ha regulado el uso obligatorio de las mascarillas y Suecia no recomienda el uso de la mascarilla utilizada de forma generalizada.

En Holanda, los principales científicos del país, tras examinar los datos e investigaciones clave, han declarado que no hay pruebas firmes que respalden el uso de coberturas faciales. De hecho, argumentan que llevarlas puede en realidad obstaculizar la lucha contra las enfermedades. La posición de Holanda se basa en las evaluaciones de un Equipo de Manejo de Brotes (Outbreak Management Team), un grupo de expertos que asesoran al gobierno. Primero dictaminó contra las mascarillas en mayo y ha reevaluado las pruebas varias veces».

Fuente de parte del articulado legal extraído de mi Bufete de abogados de referencia: https://olexabogados.es, así como Scabelum (https://www.scabelum.com) como abogados defensores de los consumidores.

 

Además, en caso de que se de un PCR positivo, yo no voy a ser población de riesgo ni estaré considerado como posible caso positivo en caso de que alguno de mi alumnado de positivo en alguna prueba PCR, ya que no me acercaré a menos de 1,5 metros en ningún momento a ellos, respetando esta distancia de seguridad. Por lo que quedaría exento de la realización de dicha prueba u otra prueba serológica, al ser las mismas voluntarias.



[1] Rodríguez Delgado, José Mª (2001): La mente del niño. Madrid. Grupo Santillana.

[2] Martinez, Óscar (2015): ”Atención, niños jugando. Un cambio de sentido en la educación”. Ed. Createspace.

domingo, 1 de diciembre de 2019

La importancia del cariño




Las emociones primarias (miedo, ira, tristeza, asco, alegría y sorpresa) son necesarias para salvarnos la vida y protegernos. Que estas emociones sean útiles, prácticas y positivas para nosotros y nuestro día a día, deben durar un momento, un instante, lo justo para "salvar la vida". Este proceso lo controla y gestiona la amígdala, por tanto la sangre está en la amígdala mientras dura el "peligro" o la "situación interpretada como peligrosa" o momento de estrés.

Si las emociones perduran en el tiempo, esta situación se vuelve patológica, generando procesos bioquímicos en nuestro organismo, alteraciones metabólicoas, fisiológicas, psicológicas...

Las emociones primarias son un recurso necesario que tenemos que nos salva la vida, por tanto no debemos redundar en ellas: el miedo no debe perdurar en el tiempo, la ira no debe de ser constante, no debemos estar siempre alegres..., pues nos desequilibraría.

Para tener un adecuado estado de salud, debemos estar en equilibrio, y el pensamiento es uno de los causantes de muchos problemas que, la mayoría de las veces, no son reales (no han pasado, no pasan y nunca pasarán), provocando emociones de forma constante.

Tengamos en cuenta que cada película que vemos, cada video-juego que jugamos, cada serie de TV que vemos, cada noticia que leemos-vemos-nos cuentan, etc., están activando de forma constante a nuestra amígdala, provocando estados de desequilibrio bioquímicos constante, evitando que funcione de forma óptima nuestro hipocampo, nuestro cerebro prefrontal (atención, ver las cosas con perspectiva, tomar decisiones, aprender, creatividad...). Todo esto provoca ciertas patologías, enfermedades, pensamientos recurrentes, insomnio...

Recordemos que EL MIEDO YA NO EDUCA, LA IRA YA NO EDUCA. Por lo que dejemos de enfadarnos constantemente por todo o castigar por actitudes o conductas negativas, como si eso solucionase algo. El castigo o la ira corrige ciertas actitudes (con muy poca duración), pero con consecuencias negativas tanto para la persona que lo recibe como para la persona que lo emite: evitemos castigos, evitemos gritar...

USEMOS EL CARIÑO

Es increíble ver diariamente cómo se consiguen las cosas con el cariño (tono de voz, palabras, consecuencias reparadoras de actitudes inadecuadas...). Invito a que provéis, merece la pena.

Todos los neurocientíficos ya coinciden en que el cariño es la única manera de poder evolucionar. Os invito a que veáis al Dr Mario Alonso Puig, uno de los muchos grandes comunicadores en esta materia (aunque cada vez hay más investigadores y profesionales estudiando y aportando con todo tipo de estudios, trabajos, ponencias, libros, tesis...).


Cómo orientar nuestra realidad docente

Mario Alonso Puig explica algunos términos básicos en nuestra realidad educativa, tanto para padres como para docentes.

Las 6 motivaciones principales (Duración 2:22)

Las 2 inteligencias: Intrapersonal e interpersonal (Duración 1:41)

Cómo enfrentarse a nuevas situaciones y miedos (Duración 4:46)

La importancia del estado de ánimo del alumno y del docente (Duración 6:25)

Los mecanismos del estrés: Supervivencia y Adaptación (Duración 12:12)






Fuentes:

Gestión emocional

https://www.youtube.com/channel/UCgr_vKqokZoTYPqokyZMzwQ/videos


La estabilidad emocional depende de:
  • Mis experiencias previas desde la etapa intrauterina. 
  • El contexto donde haya crecido y desarrollado. 
  • De la cultura donde viva. 
  • Creencias de mi madre, padre y de quienes me rodean (por este orden). 
  • Las personas que han estado junto a mí sobre todo hasta los 13/15 años. 
  • Traumas no superados de mi infancia y durante mi vida. 
  • Un autoestima no suficiente (no está al 100%). 
  • Una personalidad inestable. 
  • Un apego inseguro durante la infancia. 
  • Falta de cariño (cada persona requiere un grado de cariño).
  • Sentirse aceptado como uno es por quienes te rodean. 
  • Sentirse respetado en el hogar y entorno próximo. 

Me afecta y condiciono mis acciones por:
  • “El qué dirán”. 
  • Qué pensarán de mí. 
  • Cuando se ríen de mí. 
  • Cuando juzgan una acción o un pensamiento.
  • El querer estar “siempre a la altura” cuando no me apetece. 
  • No mostrar mi verdadero “yo”, por miedo a... (que se rían, no guste...). 
  • Querer aparentar algo que no soy… 

Aprendo conductas sin quererlo de:
  • Personas afines (familiares) y no afines (cuidadores, monitores...).
  • Son como programas o conductas que se desarrollan en mi vida adulta, de forma consciente o inconsciente, pues mi cerebro tiende a repetir o a atraer lo que más nos gusta o lo que más odiamos (por Ley de atracción), pues el cerebro pone énfasis en las emociones (que son las que nos salvan la vida). Esto está gestionado por el Sistema Reticular Activador Ascendente (SRAA) situado en el tronco del encéfalo. 

Emociones no expresadas, emociones aparcadas esperando a salir: 
  • Las emociones no expresadas y mal gestionadas en mi infancia, siempre van a salir en mi vida adulta. Si las reprimo van a afectar y a condicionar mi vida, teniendo miedo a ciertas situaciones, rabia a otras (incluso sin ser consciente del porqué, pues está reprimido u olvidado -el cerebro me protege de daños del pasado-); desarrollando conductas específicas; mi cerebro me va a proteger siempre, incluso desarrollando enfermedades ante diferentes situaciones, por ejemplo: miedo a las alturas porque de bebé me lanzaron “jugando” a lo alto; miedo a bucear porque una vez me escurrí en la bañera de bebé y casi me ahogo - y mi madre ni me lo había contado pues no le dio importancia-, rabia cuando escucho gritos, pues mis padres discutían mucho siendo yo una niña, migrañas en otoño, pues en casa de mis padres en otoño había que pagar muchas facturas y mi madre se ponía a llorar cada vez que recibía otra factura, etc. 

Mis perros guardianes me protegen: 
  • Los perros guardianes son las emociones que afloran de mí cuando mi cerebro percibe una situación como amenazante o peligrosa. Es mi defensa, mi protección, mi salvavidas. Por eso debemos actuar con empatía, permitiendo y acompañando esas emociones para que sean expresadas, que salgan y el sujeto vea que no hay peligro, que no pasa nada, que tampoco pasa nada por expresar emociones. 
  • MÁXIMA: Todo lo que estropeemos debemos repararlo y/o compensarlo. Debemos ser responsables de nuestras acciones siempre. Por ejemplo, si pegamos o insultamos, debemos arreglarlo y repararlo. 

Permitamos expresar emociones: 
  • BAJO 2 PREMISAS: NO hacerse daño y NO hacer daño a nadie (gritar a un cojín o sudadera, pegar a un colchón o colchoneta…). 
  • USEMOS A LOS MEDIADORES: Bajo la máxima del “cariño”, para que el cerebro no interprete jamás un ataque y nos saque a “los perros guardianes”:
Utilizando el
con base en el CARIÑO 
y por tanto en el respeto.





Fuentes:

viernes, 15 de febrero de 2019

Desde la mirada de un maestro





Estimadas familias:

El motivo de esta carta es mostraros el punto de vista de un maestro acerca del proceso educativo de vuestro hijo/a, con el ánimo de que podáis mirar a través de las “gafas” de un profesor más, preocupado por acompañar de forma coherente y positiva el desarrollo y aprendizaje de nuestro aprendiz.

Los profesionales de la educación nos tenemos que adaptar SIEMPRE a las nuevas exigencias que nos marcan las leyes nacionales en las que nos tenemos que basar, adaptar a nuestra comunidad autónoma, a nuestro centro escolar específico y, cómo no, a nuestro alumnado.

Para ello debemos actualizarnos, formarnos, adaptar nuestra metodología docente para hacer cumplir las leyes, siempre bajo unas directrices del CENTRO EDUCATIVO y el alumnado que tenemos en nuestro aula. Lo único obligatorio es aplicar lo que la Ley nos marca cada año, la formación y actualización NO ES OBLIGATORIO para nosotros, es opcional, donde cada uno elige hacer, o no, en su tiempo libre.

Ser docente no es estático, no es siempre igual, aunque lo hayamos conocido desde nuestra infancia de una determinada manera, pues antes de ser docentes hemos sido alumnos, pero todo evoluciona con cada generación, incluso cada año es diferente.

Para entender un poco más, vamos a tener en cuenta que en 48 años hemos tenido 8 Leyes educativas, teniendo que evolucionar demasiado rápido. 48 años no son ni dos generaciones; cuando nuestros padres y abuelos han ido a la escuela con unos criterios, formas de pensar y actuar, hoy en día estos criterios son muy distintos, a diferencia de los que muchos puedan pensar, cambiando radicalmente dichas formas de pensar, actuar y de ser. Lo que antiguamente funcionaba de una manera ahora es diferente, y ya no es válido.

Resumiendo brevemente, la historia reciente de la legislación educativa española ha tenido muchos cambios, cada una con sus características específicas:
  1. La LGE (Ley General de Educación), 1970 (Franco-UCD). LA LEY DE ENTRADA A LA DEMOCRACIA
  2. La LOECE (Ley Orgánica por la que se regula el Estatuto de Centros Escolares) 1980 (UCD). UNA LEY MARCADA POR LA CONSTITUCIÓN Y EL GOLPE DE ESTADO.
  3. La LODE (Ley Orgánica del Derecho a la Educación), 1985 (PSOE).INTRODUCE EL CONCIERTO.
  4. La LOGSE (Ley de Ordenación General del Sistema Educativo), 1990 (PSOE). LA LEY QUE PONE FIN A LA LGE Y QUE OTORGA UN GRAN PESO EDUCATIVO A LAS COMUNIDADES AUTÓNOMAS.
  5. La LOPEG (Ley Orgánica de Participación, Evaluación y Gobierno de los Centros Docentes), 1995 (PSOE). LA LEY PERTIERRA NACIÓ CON LA OPOSICIÓN DEL PROFESORADO -  La LOCE (Ley Orgánica de Calidad de la Educación) 2002 (PP). LA ÚNICA LEY DEL PP HASTA LA FECHA... NUNCA LLEGÓ A APLICARSE.
  6. La LOE (Ley Orgánica de Educación), 2006 (PSOE). LA LEY DE ZAPATERO TRAJO LA POLÉMICA CON EDUCACIÓN PARA LA CIUDADANÍA.
  7. La LOMCE (Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa) 2013. (PP) LA LEY WERT, LA MÁS POLÉMICA DE TODAS, NACE CON UNA AMPLÍSIMA OPOSICIÓN.

Hay muchas novedades en la Ley actual aún difíciles de entender, pues son relativamente nuevas, como las Competencias (que son lo que debemos conseguir a través de las diferentes asignaturas y al final de cada etapa obligatoria), los estándares de aprendizaje, el desarrollo social y emocional… 

De forma concreta a nivel metodológico, podemos poner un ejemplo concreto, como es el caso de “el miedo”, pues ya está más que demostrado por numerosos autores que no es válido como educativo y evolutivo, pues trae como consecuencia aspectos que condicionarán la personalidad y forma de ser del niño cuando sea adulto, de manera negativa; por eso los castigos, las agresiones físicas (típicos azotes, cachetes, bofetones…) o agresiones psicológicas (gritos, imponer criterios por la fuerza…) sólo adaptan conductas, pero con consecuencias negativas en la personalidad del individuo; y trabajar bajo estos criterios sí se corrigen conductas, pero encontramos otros efectos de una forma más o menos permanente en el niño o niña que los recibe, entre otros:
  • No fomenta la autonomía, paralizando la creatividad e iniciativa.
  • Daña el autoestima.
  • Acepta la violencia (física y/o psicológica) como método de resolver cualquier conflicto.
  • Interfiere en los procesos de aprendizaje.
  • Invita a no razonar (excluye el diálogo y la reflexión).
  • Hacen que las emociones sean la causa de los conflictos y no el camino para solucionarlos.
  • Hacen al individuo más agresivo o violento.
  • El individuo aprende a someterse a las normas o a transgredirlas.
  • Hace sentir soledad.
  • Enseña a ser víctimas, pues aún algunos creen que la superioridad física o psicológica te hace más fuerte, cuando en realidad te hace más vulnerable e inestable a situaciones de estrés o situaciones emocionales activas.
  • Se suele sufrir daños colaterales o directos, pues en estados emocionales activos no se razona, y es común el que “se vaya la mano” o “se digan cosas que aunque se sientan no se deberían de decir”, siendo esclavos de nuestras palabras y nuestras acciones, que luego es más complicado reparar pues queda impactado en la mente del receptor/a de ese estado emocional.
  • Deteriora las relaciones sociales.
  • Produce en el niño/a ansiedad, sentimiento de culpa, frustración, angustia y otros sentimientos que marcarán su personalidad.
  • Suele alterar o, en algunos casos, romper lazos familiares.
  • Se educa a que nos tenemos que someter porque sí, a ser sumisos y a obedecer normas de las que no estamos de acuerdo, produciendo incoherencia e inestabilidad emocional.
  • Etc.

Cada profesor tiene una personalidad, una forma de ser, unos conocimientos, una formación, una intencionalidad, unos objetivos personales y/o profesionales...
Los que hemos decidido seguir actualizándonos por ésta vía, tenemos que actualizar nuestra forma de pensar y de enseñar, pero recuerdo que no estamos obligados a ello. Además, hay unos objetivos, en todos los centros, que son colectivos, que implican realizar otras tareas diferentes a la docencia como: proyectos de salud, apertura de centros, informática, convivencia, mediación, decoración de aulas y centro, cuidado de comedor, actividades complementarias (programación, preparación, desarrollo… como día de la Paz, carnaval, festival de Navidad, fiesta fin de curso, excursiones…), etc. Estas actividades se hacen porque hay profesorado que decide ocuparse de ellas, si no hubiera voluntarios/as o buena voluntad por parte del centro, lo más seguro es que la mayoría no se harían, solo lo que la administración de cada comunidad Autónoma obligue de forma específica (como es alguna excursión por trimestre, por ejemplo).

Ser profesor no es sólo transmitir conocimientos, ésta es la imagen social aparente. Un profesor/maestro transmite además experiencias, emociones, valores, formas de ser-sentir-expresar, sentimientos, gestión multifactorial, ideas, motivaciones, gestiona conflictos, motiva y ayuda en la motivación diaria de cada uno y cada una… y un sinfín de posibilidades, al igual que cualquier persona que acompañe al niño o a la niña.

Algunos docentes tenemos una formación muy amplia, extensa y completa, actualizándonos constantemente, no sólo siguiendo los criterios legislativos, sino lo que nos demanda nuestra realidad diaria. Siempre tendemos a mejorar y a crecer. Insisto en que la formación es adicional, no estamos obligados a seguirnos formando más, es una elección que nosotros hacemos. Además, no todos podemos formarnos en todo, no es posible (mucho tiempo del que no disponemos), por lo que cada uno nos especializamos en algo, en materias comunes o específicas, etc. 

Por poner un ejemplo, en mi caso concreto, actualmente estoy especializado (y sigo en ello) en neurociencia y educación emocional, funcionamiento del cerebro infantil, educación holística o completa, habilidades sociales, gestión emocional… entre otros temas variados. En este caso como padres tenéis el privilegio de que vuestros hijos e hijas se estén educando y desarrollando en este ámbito, recibiendo de forma exclusiva y directa un método de resolución de conflictos óptimo, un acompañamiento emocional positivo y delicado, favoreciendo en todo momento un clima de aula positivo, abierto… donde cada niño y cada niña pueda expresarse abiertamente y manifieste cada preocupación o sentimiento que traiga consigo de fuera (casa, parque, recreo…). Dicho esto, podéis observar que no es mucho tiempo del que dispongo para ayudarles a gestionar cada uno de sus conflictos o preocupaciones. No obstante, cada profesor tiene su especialidad, y entre todos podemos satisfacer en equipo muchísimas necesidades, pero la mayoría de las veces, al tener tanta carga curricular o contenidos que tratar, no podemos atender el resto de necesidades.
Es muy importante ser transparentes para poder acompañar de forma óptima a nuestros niños y niñas (vuestros hijos y nuestros alumnos). Nosotros los maestros estamos de paso por un “corto periodo de tiempo” (2 años como máximo y como tutores), pero es un tiempo crucial en su vida, sobre todo en edades más tempranas, pues lo que nosotros les digamos, mostremos o enseñemos posiblemente les quedará de por vida, sobre todo experiencias que impliquen emociones (prácticamente todas en edad infantil), tanto negativas como positivas.

Las experiencias son muy importantes, los conflictos son importantes, pero más importante aún es una adecuada gestión de los mismos para que queden debidamente resueltos. Los maestros tutores pasamos como máximo 4 de las 24 horas diarias, aunque somos un gran referente.

Es imprescindible llegar a una coherencia entre profesores y padres, una comunicación adecuada y fluida, y si hay algo que no esté bien o que genere malestar por cualquier motivo, es necesario hablarlo para aclararlo, aunque sólo sea por puro egoísmo, pues la gran mayoría de los conflictos son malentendidos o interpretaciones inadecuadas.

Yo como maestro siempre tengo razón, quizás esté equivocado o me falte información, pero tengo la razón, mi razón. Pero lo importante es entender que tú como padre/madre tienes razón, aunque posiblemente también estés equivocado o te falte información. Por esto es sumamente importante hablar en un estado emocional neutro o tranquilo, para que pueda haber entendimiento o poder llegar a un acuerdo en el que ambas partes estén de acuerdo. Cuando la conversación está cargada de emoción, es muy complicado poder entender a la otra parte, y por tanto los conflictos se suelen ir acumulando, saliendo en cualquier momento.

De aquí, insisto en que el Método de resolución de conflictos que estoy utilizando con los niños y niñas está funcionando muy bien (educandoeldespertar.blogspot.com). Funcionaría mejor si como padre creyeses en él y lo utilizarais en casa, porque resuelve cualquier conflicto desde la raíz, y elimina la emoción que lo causó. Los que se estropea hay que repararlo. Otra cosa diferente son las consecuencias que tiene la acción que haya realizado el niño o niña (por ejemplo: si rompe algo, que tenga que repararlo o reponerlo, si se rompe un plato hay que barrer los trozos y/o reponerlo, si se tira algo al suelo, recogerlo; si hace daño a alguien, acompañarle mientras tenga la lesión o dolor; si hago sentir mal a alguien, repararlo; etc.).

En base a este método, mi metodología se desarrolla en base al convencimiento, a la empatía y a la paciencia diaria para neutralizar y gestionar cada conflicto que surge diariamente, que son muchísimos, y aunque para nosotros (los adultos) nos parezcan insignificantes, para el niño o la niña es todo su mundo, pues tienen razón (insisto en que TODOS TENEMOS RAZÓN, incluso los niños). Es por eso por lo que padres y profesores tenemos que trabajar en la misma línea, sino estaríamos en incoherencia.

Tendremos en cuenta que la mayoría de los conflictos provienen de casa, del parque, de actividades extraescolares, del recreo… vienen de fuera del aula, por lo que si no se gestionan ocuparán la mente del niño y de la niña y el aprendizaje tendrá todo tipo de interferencia y resistencia, por eso es muy importante reparar todo tipo de conflicto para que haya un aprendizaje fluido y sin interrupciones. Porque no se puede enseñar a nadie que no quiere aprender o no le gusta, de la misma manera que no se puede hacer comer a alguien que no tenga hambre o que no le guste.

Se aprende mucho más y mejor queriendo aprender (implica voluntad y motivación por la parte que aprende), que teniendo que aprender (implica obligación), pero convencer lleva mucho tiempo y desgaste por parte del profesor.

Hoy en día obligar a un niño se hace cada vez más complicado y desgasta más tanto al profesorado como a la familia, por lo que ¿merece la pena? ¿No sería más cómodo y agradable que el niño o niña decida aprender lo que le estamos mostrando? Tendríamos menos problemas en casa, ¿no crees?

Hay muchas formas de conseguirlo, pero aún tenemos mucho camino por delante, y es un camino difícil de recorrer, porque como dije al principio, antes que padres fuimos alumnos e hijos y tuvimos unas experiencias que en su momento fueron así, pero hoy en día no parece que “funcionen como antes”.

El que quiera avanzar en este camino, puede acompañarme y trabajar juntos en la misma dirección, cada padre con su hijo/a y con el tutor. Es un reto que funciona, simplemente hay que creer en él y en el niño/a.

Quien no quiera seguir este criterio o trabajar en esta línea, no pasa nada, pero es importantísimo que el tutor lo conozca, para no crear dudas en el niño o la niña. Es importantísimo no entrar en incoherencia. Por lo que tendría que dejar de usar el método,  y os acompañaría de la forma educativa más tradicional (pues es algo novedoso y no todos los padres tenéis que estar convencidos). En este caso tendría que adaptarlo al niño o niña en cuestión. Si se diera el caso que fueseis 4 familias quienes queráis usar el método tradicional, tendría que cambiarlo a todo el grupo, pues se haría muy complicado para mí concretar formas diferentes de trato y desarrollo educativo de forma diaria, incluso les podría liar a ellos. En el caso de que hubiera 4 padres interesados en que siga el método tradicional, automáticamente tornaría a todo el grupo de la misma forma, no obstante, sería interesante debatirlo y concretarlo en una reunión general de padres para poder decidirlo de forma conjunta, si así lo consideráis, o si lo habláis entre vosotros hacérmelo saber de alguna manera.

Además, a alguno le asaltará la duda: “claro, pero si al próximo año el tutor o la tutora que le toque a mi hijo/a trabaja de forma tradicional, ¿no sería un problema o un trauma para él o ella?” La respuesta a esta pregunta es un rotundo NO, pues todas las personas tenemos la capacidad de adaptarnos a la realidad que nos toca vivir, y más aún los niños, por lo que habría unos días de adaptación y no generaría más problema. Fijaros, por el contrario, las semillas que se han sembrado en su cerebro límbico y corteza cerebral, son permanentes y les durará toda la vida, aunque quizás no será muy visible hasta a partir de la adolescencia (a partir de los 13/14 años). Insisto en que tenéis que creer en ello, pues ya ha habido resultados de este método de trabajo, y todos positivos. En mi caso es el 5º año que lo estoy poniendo en marcha y funciona.

A fecha de hoy, febrero de 2019, prácticamente a toda la clase les gusta venir al colegio, les gusta participar en clase, vienen motivados y motivadas, con ganas de contar cosas, me cuentan todos los días anécdotas de casa… Esto, sobre todo, es gracias a vuestro apoyo y colaboración como padres y madres; la base es no obligar, sino convencer o esperar a que ellos elijan o decidan… Esta forma de trabajo desgasta más, es más costoso sobre todo para el profesorado, lleva algo más de tiempo, porque tenemos que tener mucha paciencia, constancia y tenacidad, y todos somos personas y tenemos nuestros momentos, no somos perfectos.

Dicho esto, voy a explicar de forma muy resumida cómo está la legislación en España en materia educativa y las obligaciones que todos tenemos al respecto, incluidos los padres:

¿Qué nos dice la Ley actual LOMCE? (Ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre)

Preámbulo 
El alumnado es el centro y la razón de ser de la educación. El aprendizaje en la escuela debe ir dirigido a formar personas autónomas, críticas, con pensamiento propio. Todos los alumnos y alumnas tienen un sueño, todas las personas jóvenes tienen talento. Nuestras personas y sus talentos son lo más valioso que tenemos como país. 
(…) Todos los estudiantes poseen talento, pero la naturaleza de este talento difiere entre ellos. En consecuencia, el sistema educativo debe contar con los mecanismos necesarios para reconocerlo y potenciarlo. 
(…) La lógica de esta reforma se basa en la evolución hacia un sistema capaz de encauzar a los estudiantes hacia las trayectorias más adecuadas a sus capacidades, de forma que puedan hacer realidad sus aspiraciones y se conviertan en rutas que faciliten la empleabilidad y estimulen el espíritu emprendedor a través de la posibilidad, para el alumnado y sus padres, madres o tutores legales, de elegir las mejores opciones de desarrollo personal y profesional. 
Detrás de los talentos de las personas están los valores que los vertebran, las actitudes que los impulsan, las competencias que los materializan y los conocimientos que los construyen. 
Solo desde la calidad se podrá hacer efectivo el mandato del artículo 27.2 de la Constitución española: «La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana en el respeto a los principios democráticos de convivencia y a los derechos y libertades fundamentales». 
La transformación de la educación no depende sólo del sistema educativo. Es toda la sociedad la que tiene que asumir un papel activo. La educación es una tarea que afecta a empresas, asociaciones, sindicatos, organizaciones no gubernamentales, así como a cualquier otra forma de manifestación de la sociedad civil y, de manera muy particular, a las familias. 
Los profundos cambios a los que se enfrenta la sociedad actual demandan una continua y reflexiva adecuación del sistema educativo a las emergentes demandas de aprendizaje.
La lucha contra la exclusión de una buena parte de la sociedad española, propiciada por las altas tasas de abandono escolar temprano y por los bajos niveles de calidad que hoy día reporta el sistema educativo, son el principal impulso para afrontar la reforma.
Una sociedad más abierta, global y participativa demanda nuevos perfiles de ciudadanos y trabajadores, más sofisticados y diversificados,El sistema educativo debe posibilitar tanto el aprendizaje de cosas distintas como la enseñanza de manera diferente, para poder satisfacer a unos alumnos y alumnas, que han ido cambiando con la sociedad.
Las habilidades cognitivas, siendo imprescindibles, no son suficientes; es necesario adquirir desde edades tempranas competencias transversales, como el pensamiento crítico, la gestión de la diversidad, la creatividad o la capacidad de comunicar, y actitudes clave como la confianza individual, el entusiasmo, la constancia y la aceptación del cambio. La educación inicial es cada vez más determinante por cuanto hoy en día el proceso de aprendizaje no se termina en el sistema educativo, sino que se proyecta a lo largo de toda la vida de la persona.Necesitamos propiciar las condiciones que permitan el oportuno cambio metodológico, de forma que el alumnado sea un elemento activo en el proceso de aprendizaje. Los alumnos y alumnas actuales han cambiado radicalmente en relación con los de hace una generación.
Las rigideces del sistema conducen a la exclusión de los alumnos y alumnas cuyas expectativas no se adecuan al marco establecido.
La LOMCE pretende 3 principios generales:
1º. Consiste en la exigencia de proporcionar una educación de calidad a todos los ciudadanos de ambos sexos, en todos los niveles del sistema educativo (…) Se trata de conseguir que todos los ciudadanos alcancen el máximo desarrollo posible de todas sus capacidades, individuales y sociales, intelectuales, culturales y emocionales para lo que necesitan recibir una educación de calidad adaptada a sus necesidades. (…)
2º. Consiste en la necesidad de que todos los componentes de la comunidad educativa colaboren para conseguir ese objetivo tan ambicioso (…) exige ineludiblemente la realización de un esfuerzo compartido, no solo de los estudiantes (profesorado, familias, centros docentes, sociedad…) (…)
3º. Consiste en un compromiso decidido con los objetivos educativos planteados por la Unión Europea para los próximos años. (…) La Unión Europea y la UNESCO se han propuesto mejorar la calidad y la eficacia de los sistemas de educación y de formación, lo que implica mejorar la capacitación de los docentes, desarrollar las aptitudes necesarias para la sociedad del conocimiento 
(…) Fomentar el aprendizaje a lo largo de toda la vida implica proporcionar a nuestros jóvenes una educación completa (…) que les permita desarrollar valores que sustentan la vida en común, la cohesión social, que estimule en ellos y ellas el deseo de seguir aprendiendo y la capacidad de aprender por sí mismos


Como broche final

Familias, todos estamos inmersos en adaptarnos diariamente a las exigencias que la vida nos plantea, que el mundo personal, familiar o laboral nos reta en cada momento, y más cuando el ser padres es un camino que estamos aprendiendo según lo estamos recorriendo, porque nadie nos ha enseñado para ello. Cada uno somos únicos, diferentes al resto, cada niño y cada niña es diferente, incluso entre los propios hermanos de una misma familia, por lo que en un aula donde encontramos personalidades e intereses tan distintos, supone un reto diario conseguir los objetivos que nos proponemos, ya sean de aprendizaje, de convivencia, de creatividad, de respeto, etc.

Es sólo con un trabajo colaborativo entre familia y profesorado como se puede conseguir los objetivos educativos y escolares, y sobre todo con la transparencia de pensamientos y opiniones, pues recuerdo que TODOS TENEMOS RAZÓN, simplemente alguno estaremos equivocados, nos falte información, o incluso hayamos interpretado de forma inadecuada intenciones o palabras.

La tarea principal del maestro debería centrarse en conseguir que el alumnado tenga hambre de conocimiento en todos los campos, que quiera aprender, pues la mayoría de las veces no tienen hambre de conocer, pues tienen otros intereses, interferencias o estímulos distintos que se reflejan en la escuela, en su casa y se refleja luego en sus vidas, y esto no es ni malo ni bueno, simplemente es. Los maestros, muchas veces, estamos demasiado cargados de tareas, burocracia, reuniones, preparar clases… y os aseguro que la mayoría damos nuestro 100%, y alguno más de su 100%, por lo que a veces no llegamos, no somos perfectos y hacemos lo que podemos, por lo que me disculpo en mi nombre y en el de mis compañeros que sí lo intentamos cada día. Por favor, entender que vuestra ayuda, colaboración y comprensión es muy importante para nosotros. A veces podremos hacer algo que, sin mala intención, podemos dañar, por eso os invitamos que nos lo digáis con respeto para poder modificar o corregir rumbo, pues seguimos aprendiendo.

Nosotros estamos de paso con vuestro hijo o hija, por lo que os necesitamos para ayudaros en todo lo que podamos, estamos de vuestra parte, aunque a veces parezca que no es así. Somos personas, como vosotros, y seguimos aprendiendo día a día, por lo que si os preocupa cualquier cosa no dejéis de informar, pues no somos adivinos, y a veces se nos escapan cosas. Deberíamos trabajar como equipo, aunque a veces sea complicado, por todo lo que hay que aprender, que entendemos que no es fácil.

Todos estamos aprendiendo y mejorando, por lo que siempre con respeto seguiré estando a vuestra disposición para que me acompañéis en este proceso educativo de vuestro hijo o hija. Por favor, no dejéis de informar y colaborar, porque la educación es una labor de todos, y nosotros los profesores estamos de paso muy poco tiempo, pero es un tiempo decisivo, sobre todo en edades más tempranas (hasta los 8 años).

Gracias por vuestra comprensión, y espero que os haya ayudado a entender un poco mejor el punto de vista en el que algunos profesores coincidimos. Hasta pronto.


El maestro tutor de vuestro/a hijo/a








Carta disponible en PDF
Optimizada para imprimir
en modo folleto






 Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. Reconocimiento 4.0 Internacional.

Reconocimiento - Sin obra derivada - No comercial: El autor permite copiar, reproducir, distribuir, comunicar públicamente la obra, siempre y cuando se cite y reconozca al autor original. No permite generar obra derivada ni utilizarla con finalidades comerciales.